Testimonios de la 15º Audiencia

Carmen ArancibiaARANCIBIA

La testigo dijo que en 1976 vivía en San Rafael. Debido a la imposibilidad de recordar los hechos vividos como testigo del secuestro de Ricardo Demetrio Ríos, se le solicita que reconozca su firma en la declaración ante la Cámara Federal en 1986 y  ella la reconoció sin dudar.  A continuación se leyó parte de su testimonio: “Para julio de 1976, vivía en la calle Castelli 1579…  Yo estaba en la vereda a cuatro casas de Ríos, eran las 11 de la noche. Vi tres autos estacionarse, un Torino, un Fiat 125 y un Peugeot amarillo. Los del Torino me insultaron, me dijeron que entrara. Luego escuché los gritos de Ricardo y su esposa. Los tres autos más otro que estaba en la esquina, arrancaron; los vi porque había luz. Iban de civil con pasamontañas… A los dos meses, fui citada a Tribunales a declarar, alguien me puso de testigo. No dije nada porque tenía miedo.”

Al escuchar su declaración, la testigo se disculpa porque no recuerda nada y explica: “Estoy enferma”.

 Néstor de la BarbaNESTOR DE LA BARBA

El testigo refirió que entre 1974 y 1978, trabajó en Carbometal como operario del horno 2. “Fui detenido  en El Nihuil con Carlos Arrigosi y Delfor Rodríguez por dos policías uniformados. Al otro día, me llevaron civiles en un Renault 12 a la 8ª de Infantería. Me tomaron declaración cuatro civiles distintos a los anteriores. Nos acusaban de sabotaje pero nosotros hacíamos el turno noche, salimos a las 5 de la mañana y las placas se fundieron a las 10 u 11; no fuimos los  responsables. Me hicieron firmar la declaración y firmé. Nos sacaron al patio, luego nos entregaron las cosas y nos dejaron salir.”

Agregó que nunca llamaron a las tres personas del turno siguiente ni al jefe de producción que era el que estaba a cargo. Ellos no pertenecían al Sindicato de Químicos. Nunca hubo investigación judicial ni de ningún tipo.

Explicó que en 1978, los hornos trabajaban bien y cerraron como tres meses. Los tuvieron que limpiar para ponerlo a funcionar y todo estaba en muy mal estado. Él renunció porque el sueldo era bajo y consiguió otro trabajo. Los  jefes de producción eran el ing. Pía y el ing. Cabezas. No hubo reclamos de salarios pero sí por la insalubridad.

En su detención el trato fue normal, eran policías. No fue torturado.

César Vallejos estaba en mantenimiento y no sabe si estaba de franco el día del hecho. Tampoco sabe si fue despedido pero supo que después trabajaba en Agua y Energía.

Cuando el renunció habló con el ing. Pía quien le dijo: “Fueron órdenes de arriba”.

Luego de varios años, el testigo volvió a trabajar en Carbometal Carrodilla, por 8 años más.

Walter Aldo AquindoWALTER AQUINDO

El testigo es periodista y docente.

Ante las preguntas de la defensa de los imputados respondió que:

  • Conoce a Trentini, a Pérez y a Sobich.
  • Para 1976 perteneció al Cuerpo de exploradores. Estaba en 6º grado y tenía 12 años.
  • Los instructores eran el suboficial Carrizo, hermano de su madre, y el oficial Pérez.
  • Aprendían técnicas de boyscout. Participaban en desfiles, actividades de campamento y campañas viales.
  • Recuerda a compañeros que son policías, Giardullo y Carrizo.
  • Eran tres cuerpos de exploradores: el de la ciudad de San Rafael que funcionaba en la 8ª al aire libre, el cuerpo de Don Bosco y el de la parroquia Nuestra señora de Lourdes, a cargo de Franco Revérberi.

A las preguntas de la Fiscalía respondió que:

  • Iban con sus primos y amigos, los sábados a la mañana a la 8ª. Jugaban al fútbol y hacían el chocolate.
  • No recuerdo si vio algo raro con el golpe. Después de grande, pensaban que ellos estaban en el mismo lugar donde había detenidos.

Delfor RodríguezCARLOS ARRIGOSI

El testigo es fotógrafo.

Trabajó en Carbometal desde el 1975 con Néstor de la Barba y Carlos Arrigosi.

En abril de 1977 se enteraron que se había fundido una placa. A los días fue detenido, mientras estaba en la barraca jugando al Cacho.  También detuvieron a Néstor de la Barba y Carlos Arrigosi. Los llevaron la comisaría 32.

Nunca le dijeron por qué lo habían detenido, eran presuntos autores del sabotaje.

Fue interrogado por el mayor Rizo Avellaneda, supo su nombre porque el que lo llevaba al interrogatorio le dijo el nombre y que era el responsable de la SIDE en San Rafael. Ahí vio otros militares y policías pero no había nadie de civil.

Rizo Avellaneda lo interrogó en una oficina que tenía un escritorio grande en el que a la izquierda había una pistola y a la derecha una cadena forrada con manguera que agitaba y  golpeaba cuando no le gustaban sus respuestas. El testigó afirmo: “Eso es amedrentamiento. Él quería que contestara cosas que no eran porque nosotros entregamos el turno en perfecto orden. Quería saber si yo había cerrado a propósito el agua porque era militante. Tomaron nota del interrogatorio pero no me hicieron firmar nada. Tenía miedo que me llevaran a Cuadro Nacional y me pasaran al PEN.”

Lo liberaron sin respuesta y siguió trabajando en Carbometal hasta  febrero de 1978, que los suspendieron.

Ellos no pertenecían a ningún gremio. Él siempre fue militante de izquierda y en 1973 cuando hacía el servicio militar, lo dijo y lo acusaron de comunista.

Ante las preguntas de la defensa de los imputados respondió que:

  • La empresa denunció el supuesto sabotaje a los militares.
  • Conocía a Vallejos, cree que lo imputaron por el supuesto sabotaje y lo despidieron.
  • Los interrogatorios fueron individuales.
  • Salieron en libertad los tres. A Arrigosi lo esperaba la familia y con Néstor de la Barba  fueron al Barrio San Rafael donde vivía su familia.
  • Rizo Avellaneda era alto de pelo castaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>